Quinta audiencia – Jueves 19 de Julio de 2007

vw_en_la_sala.jpg“Von Wernich sabía que la gente era torturada” – afirmiron los testigos`

[english translation]

En la jornada de hoy declararon cinco testigos. Los que estuvieron con el sacerdote Christian Von Wernich coincidieron en afirmar que tenía pleno conocimiento de todo lo que ocurría en los centros clandestinos de detención. Hubo un reconocimiento personal.

En primer lugar prestó declaración Juan Destéfano. El testigo fue secuestrado en junio de 1976, llevado a Coordinación Federal en la ciudad de Buenos Aires, semidesnudo. En las mismas condiciones se lo trasladó a la Comisaría 22 y luego, ya “blanqueado” fue alojado en la Unidad Penal N° 9 de La Plata.

Allí permaneció hasta que una noche una patota encabezada por el entonces Director General de Investigaciones de la policía provincial, Miguel Osvaldo Etchecolatz, lo sacó de la cárcel en forma clandestina y lo condujo al centro conocido como “Puesto Vasco”. La patota estaba integrada, entre otros, por Eros Tarella y Milton Pretti. Ese mismo grupo lo condujo días después al COT I de Martínez.

En Martínez fue torturado con picana eléctrica y escuchó las sesiones a que eran sometidos otros prisioneros, como la familia Miralles y Rubén Diéguez.

Posteriormente estuvo en Puesto Vasco, donde tomó contacto con Christian Von Wernich, quien le aconsejó hablar para que no lo castigaran más. Ese mismo día, antes que el cura, habían hecho lo mismo los represores Norberto Cossani y Alberto Rousse.

Volvió a ver al sacerdote en varias oportunidades en el mismo centro, junto a Rousse: “Participaba de la patota de represores y torturadores con Beto, Tarela, el correntino (Pretti). Era un partícipe más del grupo que torturaba y detenía” afirmó Destéfano.

El ex presidente de Racing Club también tuvo palabras para referirse al médico policial Jorge Antonio Bergés: “Ese es un canalla, un criminal, ese es un ser despreciable. Ese nos revisaba el corazón y le explicaba al que daba la máquina si podía dar mucha o poca. Yo no tuve suerte porque en mi caso dijo: ‘Dale que tiene una chapa en el corazón’. Es lo peor que yo conocí junto con Etchecolatz”.

Formalmente Destefano estaba detenido y alojado en la Unidad Nueve, pero en la realidad era sacado de allí los días lunes, trasladado a distintos centros clandestinos de detención en los cuales era interrogado bajo torturas y llevado nuevamente los sábados al penal para estar presente el domingo y recibir la visita de su familia. Esa visita la recibía sentado en una silla, sin poder moverse por causa de las heridas provocadas por la tortura.

Los interrogadores buscaban información sobre la gobernación de Victorio Calabró, de quien el testigo había sido secretario general.

Refiriéndose a los procesados, el testigo Destéfano reclamó que no debería haber prisiones domiciliarias: “Tendrían que estar todos en ‘un chico’ como estábamos nosotros. No tendrían que tener ningún beneficio”. “No son seres humanos, son genocidas que han hecho mucho daño”, agregó

“Algo habrán hecho para estar en un lugar como éste”

La familia Taub era propietaria de un hotel en la ciudad de Buenos Aires y de una de las casas de cambio de mayor envergadura del país.

El dueño, Benjamín Taub, su esposa, su hijo y varios empleados fueron secuestrados en 1977.

Hoy declaró ante el Tribunal Oral N° 1 Luis Guillermo Taub, quien fue secuestrado el 7 de septiembre de 1977 en Capital Federal y recorrió numerosos centros clandestinos de detención, entre ellos la Brigada de Investigaciones de Quilmes (Pozo de Quilmes) y el Comando de Operaciones Tácticas Uno (COTI Martínez).

En el primero de los centros mencionados fue torturado junto a su padre por interrogadores que intentaban vincularlos con el movimiento uruguayo “Tupamaros”, a raíz de que habían alojado en el hotel de su propiedad al senador exiliado Zelmar Michelini.

En COTI Martínez volvieron a torturarlos. Fue durante su paso por ese centro que se anunció que el 24 de diciembre se haría un asado porque venía una alta autoridad de la iglesia. La alta autoridad resultó ser Christian Federico Von Wernich.

Para darle la recepción al sacerdote no les dieron de comer durante un día ni al siguiente. Recordó al sacerdote como un hombre alto, rubio, corpulento, vestido con sotana gris y un crucifijo. Visitó a todos los que estaban en el centro de detención en ese momento y les dijo que “por algo estarían ahí”.

Según el testigo, Von Wernich tenía perfectamente claro que las patotas de allí se dedicaban a secuestrar y torturar gente. Recibió el pedido de interceder por el padre de Taub, quien se hallaba en deplorable condición de salud. Por supuesto, nunca hizo nada. Benjamín Taub falleció poco tiempo después de salir de prisión.

Ante los dichos del testigo el Fiscal General Carlos Dulau Dumm solicitó que se trajera al procesado Von Wernich para ser reconocido, pedido al que adhirió la Dra. Vedio, representante de la querella unificada APDH LA PLATA-CTA. A pesar de la oposición de la defensa, el pedido fue aceptado por el tribunal y Von Wernich fue traído desde la alcaldía en medio de la expectativa del público.

Preguntado por el Dr. Rozanski si la persona que estaba frente a él era la misma que él había mencionado como Von Wernich en su declaración, Luis Guillermo Taub respondió: “Sí, con seguridad”.

Tambien declararon hoy Julio Daich, Juan Miguel Paino y Jorge Raúl Rodríguez, quienes agregaron precisiones sobre algunos centros clandestinos de detención.

**************************************************

Dice el Fiscal Federal, Sergio A. Franco, en su requerimiento de elevación a juicio en la causa N° 40/SE, caratulada: “Von Wernich, Christian Federico s/ privación ilegal de la libertad y torturas”:

“En tanto, los centros clandestinos de detención como los denominados “Puesto Vasco” y COTI Martínez tuvieron la singularidad de haber sido utilizados para la represión ilegal de ex funcionarios de gobierno y empresarios, en el marco de los que los propios represores denominaron “actividades de subversión económica”, una excusa más del régimen para apropiarse bienes de personas desaparecidas, perseguir a determinados grupos de empresas o empresarios a los que se vinculaba a alguna organización armada o lisa y llanamente para quitar del medio a contratistas o adjudicatarios de licitaciones que pudieran perjudicar los negocios espurios de algunos funcionarios del régimen.

Ejemplos de todo ello son el notorio caso de la familia (y los empleados de la familia) Graiver, que estuvieron detenidos en Puesto Vasco y COTI Martínez, acusados de financiar a Montoneros; el caso de los Taub, y los empleados de los Taub, dueños del Hotel Liberty, al que se vinculaba con aquella organización armada (fue el hotel donde se alojaba el legislador uruguayo Zelmar Michelini cuando fue secuestrado); el contratista Carlos Amadeo Gramano, quien especificó que fue adjudicatario de una licitación en el gobierno de Victorio Calabró y que, tras su detención, los represores lo interrogaron sobre presuntos hechos de corrupción en aquella gestión; los empresarios Alejandro, Carlos y Rodolfo Iaccarino, a quienes les sustrajeron parte de sus bienes, posteriormente, en la Brigada de Lanús, con la intervención de un escribano público; el periodista Jacobo Timerman, director del diario “La Opinión”, a quien se acusaba de ser testaferro del grupo Graiver en la propiedad de aquél medio; y los ex funcionarios del gobierno constitucional Osvaldo Papaleo, secretario de Prensa de la Presidencia y cuñado de Graiver, y Alberto Liberman y Ramón Miralles, ministros bonaerenses de Obras Públicas y de Economía, respectivamente, entre otros.”

Anuncios

Acerca de apdhlaplata
La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Plata es una organización no gubernamental cuyos objetivos son: Defender los Derechos Humanos en su acepción más amplia, contribuir a su enseñanza y a su difusión, dotar a esta temática de sólidos fundamentos jurídicos y académicos con una clara visión de futuro mediante la investigación y la docencia. Llevar adelante los reclamos de Memoria, Verdad y Justicia para nuestro pueblo. Llevar adelante el Juicio por la verdad, iniciado junto a otros organismos y particulares en 1998 ante la Cámara Federal de La Plata y a las causas penales derivadas del Juicio por la Verdad.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: